Leyes de acceso a la información pública ¿En qué nos beneficia?

260134_elcasoes

El acceso a la información pública es de suma importancia si de verdad se quiere mejorar la administración del Estado y la política de un país. Impulsar una Ley de Acceso a la información, no sera un indicador que todo estará en orden, ni mucho menos, pero sí es garantía que el servidor (a) público, lo considerará mejor antes de desviar los fondos del Estado.

Acceder a la información pública se entiende que es un conjunto de técnicas que tienen como objetivo principal buscar, clasificar, modificar y tener acceso a toda la data que hay en los sistemas del gobierno: bases de datos, archivos, Internet, etc.

Esta técnica, está estrechamente relacionada con la informática y  se aplica a todo lo que ya ha sido procesado por el entendimiento humano o por algún sistema automatizado. No busca “la mejor manera de clasificar información” sino tener acceso a información fidedigna de cómo, por ejemplo, se administran los recursos del Estado.

En algunos países no es posible el acceso por restricciones del mismo Estado, algunos colocan como pretexto que la opinión pública no puede manejar tanta información. Otras naciones consideran incluso que algunos temas no serían recibidos correctamente por la opinión pública.

Realmente, el derecho de acceso  la información permite a todas las personas conocer asuntos públicos y tener acceso a esos datos que normalmente ostenta el gobierno.

¿La comunicación y la equidad son posibles?

El aplicar el derecho al acceso de información permite que la administración, sea más transparente en sus acciones y que de verdad, se gestionen los recursos del estado, con honestidad, equilibrio y justicia.

Entre los beneficios que trae la aplicación del acceso a los datos públicos están:

-Conocer a fondo las acciones de las autoridades o funcionarios públicos ¿De verdad está haciendo lo que realmente se le está pagando por hacer y no está malversando el dinero del Estado?

-Promueve la transparencia en cada una de las acciones de los servidores públicos

-Mejora la confianza entre la sociedad y sus autoridades.

-Al mejorar la confianza, hay mayor participación social en la toma de decisiones y asuntos públicos.

-Mejora la calidad de vida de la sociedad, porque hay información útil para pedir becas,  subsidios o apoyos gubernamentales, con información de primera mano y real.

El derecho a la información pública es un derecho de todos los ciudadanos, al ser aplicado mejora su vida y la forma en cómo se relaciona con la POLÍTICA con mayúsculas

 

Anuncios

Big data y las políticas públicas

bigdata.jpg

El big data es una de las herramientas que tienen los gobiernos para mejorar sus gestiones, a través del diseño de políticas públicas que estén enfocadas en mejorar los diversos problemas que pudieran llegar a presentarse en las ciudades: movilidad, seguridad, salud, entre muchos otros.

¿Cómo funciona, es realmente efectivo? Descubre detalles del rol que desempeña esta importante fuente de información social, que sirve de base para una eficiente gestión pública.

Qué es el big data y para qué sirve

Es un fenómeno cibernético que se está utilizando para batallar contra la pobreza y para ayudar a incrementar el bienestar en las sociedades. También denominados como “datos masivos”, se emplean para obtener mejores servicios de salud, construcción de escuelas en donde más haya necesidades, además, que las universidades abran carreras en consonancia con las necesidades de las ciudades en las que estén.

No se puede afirmar que tiene la solución a todo, lo que sí es, es un paso importante o una “solución intermedia” debido a que arroja información valiosa, para que se tome en cuenta, se analice, se tomen decisiones y se ejecuten los proyectos en pro de las sociedades.

A pesar del reciente descubrimiento, algunos expertos afirman, que en ciertas sociedades, compañías, empresas, etc; tienen como problema que no saben cómo gestionar toda la información que reciben.

La información se obtiene a través de aplicaciones para teléfonos móviles, estrategias para atención de problemas para seguridad que sean iniciativas de los gobiernos, diseño de programas de salud e implementación de dispositivos de monitoreo, en pocas palabras, la aleación de tecnología y gobierno.

Big data: ejemplos de buenos resultados

En los últimos años, expertos en el tema han incorporada el big data a sus equipos de trabajo, como herramienta de análisis y monitoreo.

Entre los ejemplos que se pueden dar al respecto están: los datos de consumos de electricidad en áreas remotas, a las que no se puede acceder fácilmente, las fotografías satelitales para medir el flujo de actividades económicas en ciertos sectores, sobre todo, en lugares en los que no se puede obtener estadísticas confiables.

También están los patrones que arrojan las búsquedas de Google que permiten pronosticar brotes de influenzas, pues en ciudades en específico la población comienza a buscar síntomas en Internet. Lo cierto del caso es que el big data, muchas veces no es usado para promover el bienestar social, por ello urge que se regule el acceso a la información y la gestión de lo qué se haga con esos datos.

La urgente necesidad de Innovación en la Educación Superior

imagen_recurso_mooc

La aplicación de la innovación en la educación superior ha constituido desde sus inicios una forma de romper las brechas de distancia y tiempo, que hace algunos años limitaban el acceso al sistema educativo.

Exigencias de las distintas carreras y el ritmo de vida que se ha ido desarrollando en los últimos años, son en parte los responsables  de abrir un espacio que muy bien supieron asumir las TICS, un hecho que creímos imposible y que se tradujo en innovación educativa.

Como ejemplos de la innovación en la educación superior podemos referirnos a la formación a distancia y a las aportaciones de tipo práctico, que ésta permite a sus estudiantes.

Asimismo, procuran la autonomía y la responsabilidad en los involucrados, quienes deben organizar el tiempo y los recursos en función de qué tan rápido deseen avanzar en el proceso de formación.

Estrategias de innovación en la educación

A diferencia de unos años, el proceso de educación superior a distancia también ha ido cambiando e involucrado otros elementos y tecnologías de la Información y la comunicación, con diferentes propuestas y plataformas virtuales que tienen como objetivo contribuir a la equidad de la educación.

Específicamente las TICS se entienden como el conjunto de tecnologías que contribuyen a almacenar y compartir información de un sitio a otro, y por ello son básicas para aplicarla en la educación a distancia.

Se valoran como herramientas necesarias y útiles a los alumnos en el proceso de aprendizaje dentro del proyecto educativo. A su vez, su inclusión como un elemento que forma parte de la tarea que involucra innovar en la educación, reduce otros problemas básicos como las limitaciones de espacio físico.

Sin embargo, las TICS o el hecho de hacer una mayor o menor inversión no garantiza su éxito. En este sentido, son otros elementos como su correcta aplicación y en entender los desafíos actuales de un docente virtual en la educación superior.

En este particular se hace énfasis en la elección de contenido a compartir y en cómo hacer para explicarlo y evaluarlo correctamente, tomando en cuenta la barrera de la distancia entre alumno y profesor.

Las TICS como herramientas de innovación en la educación superior han venido a hacer realidad la premisa del aprendizaje y desarrollo constante, proporcionando programas y dispositivos para personas de todas las edades, con capacidades especiales y creando comunidades para compartir conocimiento que puede ser almacenado en la digitalmente, y por lo tanto estar siempre al alcance de quienes lo requieren.