Sobre la Reelección de Evo Morales

fake-news-online-videoAutor: Dr. Ricardo Sotillo Antezana

Este es el mejor ejemplo de la tensión entre democracia y constitucionalismo que estudiamos en las aulas. Lejos de entrar a subjetividades vamos por partes en el entendimiento y explicación de algunos puntos importantes al respecto de la acción de inconstitucionalidad presentada a la luz de nuestro texto constitucional.

1) El artículo 1 señala que el Estado boliviano es un Estado Social de Derecho Plurinacional Comunatario, lo cual implica que es un Estado Constitucional (así lo ha explicado la SCP 0112/2012) donde estamos en un imperio de la Constitución. No es casual que a la luz del artículo 1, el artículo 410 parágrafo I señala que todas las personas naturales y jurídicas (incluido el presidente) estamos sometidos a la Constitución.

2) La Constitución señala en su articulo 168 que el Presidente sólo se puede reelegir 1 vez de forma continua, esta previsión del constituyente lejos de ser una restricción de derecho políticos constituye un límite al poder, recordando que entre otras cosas, una Constitución sirve para limitar el poder de los gobernantes que históricamente nos han demostrado que tienden a abusar de ese poder.

3) Si la previsión del artículo 168 la hizo el constituyente de forma errada y es necesario modificarla, es un procedimiento previsto en el artículo 411 mediante una reforma parcial. Por ello, el 21 de febrero acudimos a votar para que como pueblo “enmendemos” nuestro error permitiéndole al Presidente reelegirse de forma indefinida, pero resulta que el pueblo dijo que NO se equivoco y le dijo NO a la reforma constitucional, sea por uno o varios votos, sea porque hayamos sido hipnotizados por el cartel de la mentira o sencillamente por ser malagradecidos con nuestro excelentísimo presidente.

4) El artículo 7 señala que la soberanía reside en el pueblo y de este poder nace el Estado (teoría del poder constituyente) así que los resultados del 21 de febrero son vinculantes y de efecto obligatorio no estando supeditados a congresos, reuniones o demás denominaciones de un partido político que se arroga la “la palabra del pueblo”, ya se preguntó y se dijo NO

5) El artículo 13 parágrafo I establece las características de los derechos donde no se prevé que los derechos son absolutos, sino reconoce que los derechos son universales por lo que si el Presidente tuvo el derecho de ser elegido pues yo también tengo el mismo derecho en un Estado democrático reconocido en el artículo 11.

6) El artículo 26 señala que todas las bolivianas y bolivianos tenemos derechos políticos los cuales deben ser entendidos a la luz del artículo 109 donde señala que los derechos sí pueden ser regulados por la ley; así, la Ley del Órgano Electoral restringe la reelección indefinida en concordancia del artículo 109. Es mala idea y supone hasta una actitud dolosa agarrar un artículo suelto de la Constitución para interpretarlo a nuestra gana desconociendo que el texto constitucional es un sistema normativo (Artículo 2 del Código Procesal Constitucional).

7) El artículo 23 del Pacto de San José de Costa Rica reconoce los derechos políticos donde no se advierte que exista un derecho a “reelegirse” o que la prohibición de reelección es parte del derecho político, plantear eso no sólo es un errónea interpretación de los derechos sino que es peligroso respecto a la estabilidad de un país. Así, cuando el artículo 168 del texto constitucional le prohíbe al presidente poder reelegirse no es una restricción de sus derecho sino es una forma de limitar su poder para que no abuse del mismo.

8) La teoría del control de convencionalidad iniciada en la Corte Interamericana de Derechos Humanos con el caso Almonacid Arellano vs Chile implica comparar la coherencia de una norma con el Pacto de San José de Costa Rica para determinar su “convencionalidad” que en ningún caso, y en ninguno de los demás razonamientos jurisprudenciales de la CIDH, ha establecido que se pueda “inaplicar” una Constitución a la luz del control de convencionalidad.

El derecho natural nacido en la antigua Grecia, desarrollado en la Edad Media y recuperado por el Neoconstitucionalismo, establece que el pueblo tiene el derecho a rebelarse contra sus dictadores.

 

Anuncios

Redes sociales como mecanismo de control electoral

dt.common.streams.StreamServer (1)

Las redes sociales son una de las vías de comunicación más directas que existen entre los políticos y sus seguidores o público en general, pues gracias a muchos estudios que se han realizado, se ha demostrado que estas son el canal más adecuado para poder implementarse el mercadeo político 2.0.

Por el volumen de participantes y las condiciones de control que hay sobre el mensaje, las redes sociales se convierten en una herramienta idónea para ganar seguidores más allá de este plano, en el plano electoral. Para que esto se pueda volver una realidad, se deben de exigir unos niveles de participación y presencia, que van un poco más allá de tener un sitio web o presencia en Twitter.

Muchas personas ha visto la presencia de políticos en redes sociales como una simple forma de estar en la red, sin ver un poco más allá, que es una forma de estar en constante comunicación con la ciudadanía.

Adicionalmente, se considera la posibilidad que brinda Internet a cualquier personaje público de ser emisor y receptor en el proceso de comunicación, esto abre las puertas a nuevos modelos de transmisión de información, en el que el discurso, pasa a ser diálogo.

Política 2.0

pexels-photo-433617

La política 2.0, espíritu fundamental del uso de redes sociales como mecanismo de control electoral, es la aplicación de valores profundamente democráticos, a la relación entre políticos y los ciudadanos, aprovechando todas las capacidades que las redes ponen en nuestras manos. Por lo anterior, ninguna persona con aspiraciones políticas podría pasar por alto el (buen) uso de las redes sociales en sus campañas.

El periodo en el que las redes sociales son más importantes para los candidatos, es durante las campañas. Generalmente, algunos políticos se abren perfiles en redes durante esta etapa, quizá un blog, para exponer sus ideas de manera detallada y su mensaje se refuerza, cuando ya están cerca las elecciones. Quizá existe un abandono después de este proceso.

Muchos ven lo anterior, como “oportunismo electoral”, cuando los internautas son bien exigentes, son conscientes de esta situación y detectan el uso propagandístico que se le dan a las redes sociales y las plataformas digitales en general, por ello existe un rechazo a este tipo de personajes. Lo normal es que exista una comunicación constante y fluida con los ciudadanos y sus políticos a través del mundo 2.0.

Los políticos también deben de tomar en cuenta que cada red social, tiene una forma de comunicación propia, deben de ser originales con sus mensajes y no andar diciendo lo mismo a través de todos los perfiles que existe, Facebook, Twitter e Instagram, principalmente.

Siempre será necesario conocer la profundidad de cada red, comprenderlas y ejecutarlas, para conocer nuestros públicos y poder llegar a ellos, más fácilmente. Deben tomar en cuenta que cada red social, no es solo para “coleccionar amigos y añadir personas de otros perfiles similares a lo que busco”, sino que estas son un medio de comunicación alternativo.

Se debe tener claro que la comunicación, 1.0, -la tradicional- está caracterizada por ser vertical y unidireccional, muy diferente a la 2.0, que es horizontal y bidireccional.

La web 2.0, hace que la interacción sea directa entre el creador de contenidos y el usuario de forma directa. Los políticos debería detectar en esto, una gran oportunidad, de poder darse a conocer, en primera persona sin el filtro de los medios de comunicación, también de conocer directamente qué opina el electorado de sus decisiones o plan de gobierno; lo mejor es la multitud de herramientas que ofrecen las redes sociales para difundir sus mensajes de manera fácil y efectiva.

 Elección de la campaña correcta

Existe un elemento que entra en juego y al que se le debe tener mucho cuidado, el uso de las redes sociales e Internet será muy distinto en función del partido político y el candidato.

Muchos tienden a hacer campañas más personales -enfocándose en la marca personal del candidato- otros se apegan al uso de Ia política 2.0, a través de plataformas tradicionales, como el sitio web del partido o a través de los perfiles del partido. Todo dependerá del estudio y el análisis que hagan los especialistas, la realidad es que mientras más cercanos se muestren a las personas más exitosas podría ser la comunicación.

No es admisible un uso oportunista de las redes sociales, la política 2.0 es un trabajo que se debe de hacer a diario, no cada cuatro años. Se debe sacar provecho a las distintas herramientas que existen para saber qué mejorar, dónde localizar nuestros posibles electores y hasta por dónde dirigir el discurso, solo así podría crear el candidato una empatía con los seguidores con capacidad de alcanzar mejores resultados electorales.

Big Data y educación: oportunidades para el desarrollo

shutterstock_524397778

A  medida que las sociedades se van desarrollando, sus políticas y formas de interactuar con sus protagonistas, van cambiando. No es lo mismo, cómo los ciudadanos se comunicaban con sus políticos o líderes en la antigua Grecia, a cómo lo hacen en la actualidad. De hecho, aún estando en pleno siglo XXI, algunos países están más desarrollados que otros, en este aspecto.

Uno de esos elementos que caracteriza a los países que han dado un paso adelante en el flujo comunicacional políticos-ciudadanos, es el “Big Data”, una herramienta con la que cuentan los gobiernos, para poder mejorar sus gestiones, gracias al diseño de políticas públicas que estén orientadas a resolver los verdaderos problemas que aquejan a un ciudadano.

No es lo mismo invertir en una cancha deportiva en un sitio determinado, cuando los niños de ese sector, practican deportes en clubes reconocidos, mucha más beneficio se le puede sacar a la misma cancha, si se coloca en un colegio o en sectores menos beneficiados.

Tráfico, movilidad, salud, seguridad ciudadana, son algunos de los aspectos que busca mejorar el Big Data, a través de diversas herramientas y mecanismos. Conoce con detalle qué es el Big Data y cómo se aplica a la educación.

¿Qué es el Big Data?

students-using-technology

Es una poderosa herramienta de tecnología que se está usando, para “bajarle el volumen” a los niveles de pobreza y “aumentárselo” a la calidad de vida, a través de éste, se busca el bienestar máximo de las sociedades. El Big Data, también es conocido como “datos masivos” y estos se utilizan para poder hacer mejoras en los servicios hospitalarios, construcción de centros educativos y abrir carreras universitarias en conexión con las necesidades del territorio al que atienda.

No es una “varita mágica” que solventará todos los problemas educativos, de salud y seguridad en las ciudades, pero sí es un aporte importante porque brinda información verídica, que debe analizarse, para poder elaborar proyectos que tengan como objetivo principal, solventar los problemas reales de las sociedades.

¿De dónde sale la información que caracteriza el Big Data? esta es recolectada a través de diversos métodos como aplicaciones móviles, datos que son aportados por el mismo gobierno, diseño de programas de salud y dispositivos de monitoreo. En pocas palabras, es adherir la tecnología al gobierno, para que se trabaje de la mano y poder tener gestiones realmente exitosas.

Gracias a toda esta información, también es posible poder identificar y hasta hacer predicciones de las causas o efectos de los eventos, sucesos o algún proceso complejo.

En cuanto a la educación, esta herramienta, ya ha comenzado a brindar grandes muchos beneficios, sobre todo, en la mejora de la gestión educativa, implementación de nuevos métodos para enseñar, creación de nuevas carreras y opciones profesionales para los estudiantes, además de sacarle el máximo provecho a los espacios digitales que son creados en las mismas instituciones educativas.

Big Data y mejoras en la educación

 

cellular-education-classroom-159844

En la actualidad, se ha evolucionado a un estado en el que se necesitan diversas formas y/o métodos que tengan como gran aliada a la tecnología, para que se le pueda hacer seguimiento a los alumnos, hacer mejoras en sus tutorías y proceso de aprendizaje en general, recabar datos objetivos de sus evaluaciones, hacer predicciones de riesgos académicos y hasta comprender el comportamiento de los grupos educativos.

En este continuo cambio, los profesores han desarrollado mayor consciencia que tiene que estar actualizado en el mundo de la tecnología, así podrá ofrecer una educación más efectiva y en consonancia con las necesidades que tengan las poblaciones actuales.

La observación en el aula, dejó de ser la forma más efectiva de implementar mejoras para el proceso educativo. En contraste, el análisis de los datos que brinda el Big Data, es un recurso clave para dichas mejoras.

De igual forma, los espacios digitales que están ganando terreno en los centros educativos, deben ser integrado a esos procesos de recolección de datos, para mejorar su difusión, explotación y sacarle provecho, no solo en los procesos de análisis de Big Data, sino por la sociedad en general.

Casos de éxito

Existen diversos métodos educativos que se han generado a partir de los análisis del Big Data, entre ellos están:

*Aprendizaje adaptativo: este método, se basa en la reestructuración de los contenidos, en consonancia con las necesidades que tiene cada alumno en particular. Para que esto sea una realidad, el Big Data, brindará la información necesaria, para diseñar el plan de estudio apropiado. Para ello, se hará un análisis del comportamiento del alumno, intereses, debilidades y fortalezas.

Se realizará énfasis en las áreas que el estudiante tenga más debilidades, con la finalidad de crear un plan de estudio, adecuado a su forma de aprendizaje. Para nadie es un secreto, que todas las personas tienen distintos canales de comunicación y aprendizaje, algunos son visuales, otros auditivos y algunos kinestésicos, de ahí parte la teoría del aprendizaje adaptativo, que se apoya en el Big Data, para el diseño de planes de estudios adecuados.

Existen muchas plataformas que tienen la capacidad de adaptarse al ritmo de estudio de las áreas y los alumnos. Con estas, el diseño de aprendizaje es totalmente personalizado a las necesidades del alumno.

Knewton, es un ejemplo de estas herramientas; ésta identifica las fortalezas y necesidades de los alumnos y a partir de esa información ofrece los programas apropiados de enseñanza.

*Educación basada en competencias (EBC): este tipo de educación, está orientada en formar a las personas para el trabajo. Está conectada con la productividad, de manera tal que quienes experimenten la EBC, puedan incorporarse rápidamente a la actividad laboral. Como buen resultado del Big Data, se adapta al ritmo y necesidades de cada estudiante, por lo tanto, el alumno solo avanza cuando consigue dominar ciertas materias con la suficiente destreza.

Los únicos responsables en este proceso, son los estudiantes. Gracias al EBC, los niveles de estrés son bastante bajos y la motivación al estudio es alta, esto es totalmente inverso en la educación tradicional.

*Aula invertida: gracias al desarrollo de los sitios web y lo fácil que pueden llegar a ser producir contenidos digitales y en audio, fue posible el crecimiento de este tipo de metodologías, que está basado en difundir el aprendizaje a través de un sitio web. Tiene como filosofía, el estudio en casa y la práctica en clases, gracias a esto, se le puede sacar el máximo provecho al tiempo de las clases.

*Gamificación: es el empleo de mecánicas de juegos, que estén relacionados con el proceso de aprendizaje. Tiene como finalidad principal que los jóvenes permanezcan motivados y concentrados en el juego y a la vez, estén educándose. Es una de las maneras más dinámicas y proactivas de aprender.

*Aprendizaje móvil: los teléfonos móviles han inundado todos los aspectos de nuestras vidas, hay aplicaciones para todo y la educación no podía ser una excepción para ello. Muchos centros educativos en el mundo ya tienen sus propias app para ofrecer una educación más amigable y eficaz a sus alumnos.

Estas aplicaciones ofrecen libros electrónicos, cursos interactivos, que simplifican los procesos educativos y de evaluación de los estudiantes. Entre los beneficios que ofrece este sistema, es que dispone de información en tiempo real, para que los alumnos descarguen y revisen sus archivos, desde cualquier parte que estén y puedan interactuar con sus profesores.

El Big Data fortalece las nuevas maneras de diseñar, brindar y recibir la educación, gracias a la tecnología. Un verdadero acierto en la mejora de las sociedades.

Big Data en la Administraciones Pública, casos de éxito 

pexels-photo-212286

A pesar de ser un concepto relativamente nuevo, Big Data tiene casi dos décadas en desarrollo y empezó con la masificación del Internet. El impacto que ha generado es una palanca de valor para aspectos tan importantes como el Producto Interno Bruto (PIB), mejoras de empresas y hasta la calidad de vida de los ciudadanos.

El volumen de mercado de Big Data es bastante amplio y el análisis de estos datos siempre estarán orientados a las mejores de la producción, procesamiento y consumo de las empresas.

En definitiva es un mercado que va creciendo y del que las políticas públicas le están sacando el mayor partido posible y podrían un lograr un gran cambio social, como por ejemplo lo constituyen los casos exitosos del Big Data en la administración pública que se citan a continuación.

¿Cómo influye el Big Data en la administración pública?

A pesar que los gobiernos son los que regulan todas las redes de comunicación, acceso a Internet, entre otros, las compañías son las que prestan el servicio a los ciudadanos.

El sector público no suele tener acceso a toda la información de terceros que manejan las empresas privadas, además la ventilación de esta es vista como invasión a la privacidad.

Otro aspecto que tiene en contra el gobierno, es que las personas no consideran que el manejo de esa información se traduzca en mejoras, como por ejemplo, en los servicios públicos.

Lo que sí deben hacer los gobiernos, es valorar todo lo que pueden mejorar, al ser ellos los que manejen el Big Data.

Entre las mejoras que podría experimentar la administración pública están:

  • Producir mejores bienes y servicios: fabricación de ropa o calzado, hasta servicios especializados para el hogar, de hecho ya hay neveras que avisan cuando la comida se está acabando.
  • Optimizar y mejorar la eficiencia de todos los procesos de un negocio: basado en los datos de los gustos de un cliente.
  • Desarrollar campañas de marketing que estén orientadas al consumidor final: un ejemplo de esto, es el neuromarketing (las publicidades con historia) con el que se puede enganchar los consumidores.
  • Optimizar las gestiones y desarrollo de las organizaciones: el Big Data, también acelera la innovación, reduciendo los ciclos de investigación y desarrollo.

Casos de éxito en la administración pública

Ya explicamos que el manejo de esta información, ayuda en muchas áreas: simplifica largos trámites burocráticos, controla mejor la seguridad, hace mejores gestiones de información orientados a un mejor servicio al ciudadano, entre otros.

Un caso de éxito es “Consulta web”, portal que lanzó la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con el objetivo de facilitar el acceso a la información de los médicos a los familiares de pacientes de hospitales públicos.

El Departamento de Sanidad de Reino Unido, también se ha encargado de utilizar Big Data, para mejorar sus procesos. El National Health Service (Servicio Nacional de Salud), creó el sistema Opt Out System, para recolectar la información de pacientes y tenerla detallada, para tomar medidas al respecto.

Uno de los grandes avances del Big Data es la creación de ciudades inteligentes, en donde todos los datos están entrelazados, para brindar mejor transporte, salud y seguridad a sus ciudadanos.

Uno de estos casos es Santander (España), en donde se ha aplicado Smart Santander, con el que los conductores pueden conseguir las mejores vías para evitar el tráfico.

Otro caso es el de Boston (Estados Unidos) en el que los conductores aliados a sus smartphones, pueden detectar dónde están los baches en la carretera, para poder evitarlos.

Todos estos casos han sido clave para poder replicarlos en el mundo y hacer que mejore la calidad de vida de los ciudadanos, a partir de la acción de la administración pública sustentada en la Big Data.

 

Gobierno abierto: avances y retrocesos en América Latina

play-stone-network-networked-interactive-163064

Una de las grandes luchas que han tenido Latinoamérica es contra la corrupción, desempleo y deuda pública. Han sido tres factores que siempre le han jugado en contra a las gestiones de diversos presidentes y más cuando la población se ha vuelto más exigente gracias al empoderamiento derivado del acceso a la tecnología, internet, la información y comunicación.

La transparencia y la rendición de cuentas, así como la participación en los diversos procesos de la participación política, han sido básicos y han cobrado relevancia, bajo un fenómeno que es denominado como “Gobierno Abierto”.

Pero ¿qué es el Gobierno Abierto y cuáles son las implicaciones que tiene este concepto? ¿Cuáles son los casos más emblemáticos en América Latina? Conoce un poco más de esto, en el artículo a continuación.

¿Qué es el Gobierno Abierto?

El término surgió en Estados Unidos en 1966, cuando en su parlamente se debatía la “Ley de Libertad e Información”. Para la época, se dio los primeros indicios que el gobierno debía dar la rendición de las cuentas públicas (¿Qué hacía y cómo manejaba el presupuesto de la Nación?).

También se discutió que los gobernantes debían compartir información que sea de incumbencia de los ciudadanos, sobre todo, si tenían alguna repercusión política, económica o social.

Con el paso del tiempo, esto ha ido mejorando y ha incluido otros aspectos, como la influencia del Big Data para el crecimiento económico de un país, desarrollar productos que sean rentables, mejores servicios públicos y la creación de nuevos empleos. Si le sumamos Internet y las redes sociales, el caso es más importante de lo que se cree.

El Gobierno Abierto, cobra relevancia y notoriedad, con respecto a la relación que existe sociedad-Estado en pleno siglo XXI. La forma en la que las políticas públicas son diseñadas, ejecutadas y posteriormente, evaluadas. Además las formas en las que el Estado, los ciudadanos y los múltiples actores que conviven en ese escenario, se relacionan entre sí.

La teoría está sustentada en tres pilares que se corresponden sistemáticamente: transparencia, colaboración y participación. También parte de la filosofía, que los gobiernos deben rendir cuentas de sus actos y poner a disposición de los ciudadanos una información clara, de todo lo que hacen o dejan de hacer.

El libre acceso a datos, es importante para que las personas los puedan aprovechar. Bien sea con fines sociales o comerciales y también para que sepan qué hacer con sus gobiernos. Esta puede ser recibida por múltiples canales y puede ser procesada por muchos más.

Casos de Gobierno Abierto 

En los últimos años, se han creado muchas iniciativas internacionales en apoyo al manejo de “Gobierno Abierto”, entre ellos están: Iniciativa Internacional para la Transparencia, Publiquen lo que Pagan, y la Iniciativa de Transparencia en la Industria Extractiva, entre otras. Pero uno de los casos de mayor éxito y de estridencia global, ha sido Alianza para el Gobierno Abierto (AGA) que fue creada justo en el 2011.

Surgió con la idea de promover una plataforma internacional para reformadores domésticos que comprometan a sus gobiernos, hagan rendiciones de cuentas, sean más transparentes con sus ciudadanos y sobre todo, mejoren su capacidad de respuestas, es decir para que todo lo que estos soliciten no queden en un limbo.

Gracias a la filosofía que maneja este movimiento, han ganado adeptos en varios países,  aunque muchos detractores también pues no les conviene la apertura. Lo importante es que a nivel mundial  se le han sumado decenas de organizaciones que tienen como objetivo principal la defensa de la democracia latinoamericana.