Analistas políticos y la oposición culpan al ‘dedazo’ del mandatario el desbande de la militancia masista a otras agrupaciones

Política
Analistas políticos y la oposición culpan al ‘dedazo’ del mandatario el desbande de la militancia masista a otras agrupaciones
Candidaturas provoca disidencias en el MAS
Comicios. Un aspirante oficialista por ASIP dijo que en la primera quincena de febrero se hará un ampliado con sectores y candidaturas para definir una posición.
Lunes,  5  de Enero, 2015
Candidaturas-provoca-disidencias-en-el-MAS

Ref. Fotografia: Disidencias. Por motivos electorales muchos masistas decidieron candidatear con siglas prestadas.

Las divergencias al interior del Movimiento Al Socialismo (MAS) provocó una avalancha de disidencias en las candidaturas de varios municipios del territorio nacional.

Analistas y la oposición, culpan del desbande de los aspirantes masistas con siglas prestadas a  las alcaldías, al presidente Evo Morales y su entorno, por no respetar las decisiones de las bases.

Situación que derivará en las fracturas alrededor de la principal estructura política del partido oficialista.

Rosca hegemónica. El politólogo Iván Arias comentó que una de las causas del desbande es la incrustación de una rosca hegemónica al interior del MAS. “A nivel nacional, no son más de 10 personas que se mueven de manera permanente, entre ministros y viceministros en las decisiones de poder”, explicó Arias. Mencionó que similar situación ocurre a niveles departamentales y municipales.

Priorizó los grupos corporativos. Para el cientista político Alejandro Balcázar, la vieja militancia fue obligada a ceder espacios por las nuevas alianzas copadas por el MAS como la priorización a los grupos corporativos e invitados.

Dijo que un ejemplo claro es el alejamiento de Margoly Guzmán, una importante dirigente territorial que fue desplazada para dar paso a nuevas alianzas.

Indicó que hay un decrecimiento orgánico de la estructura oficialista por sumar nuevos cuadros que no corresponden a su historia partidaria, “con el dedazo presidencial”.

Situación que provocó recelos de los militantes del MAS y con ello el debilitamiento respectivo debido al descontento de las bases.

Fisuras partidarias. Según José Luis Andia, vicedecano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Gabriel René Moreno, dijo que las disidencias, son fisuras que pueden provocar debilitamiento del masismo.

“Esta debilidad se la puede observar en  especial en ciertos espacios municipales”, remarcó la autoridad colegiada.

Por esos argumentos, dijo que muchos aspirantes masistas han decidido participar en los comicios con el apoyo de otra agrupación ciudadana.

Sacudón masista. Mientras que el analista político Steven Herrera, manifestó que es un fuerte sacudón del partido de Gobierno el desbande de disidentes a otros frentes políticos.

El experto considera que la sacudida busca eliminar liderazgos internos, dejando afuera a dirigentes de trayectoria en las listas de candidaturas para las próximas elecciones de marzo.

Dijo que uno de los ejemplos son la marginación de Saúl Ávalos y José Quiroz en Santa Cruz de la Sierra. Además de Edwin Tupa en Montero, Félix Martínez en San Julián y Rolando Romero en La Guardia, entre otros.

Se impide resurgimiento de liderazgos. El politólogo Paúl Antonio Coca, apuntó que las disidencias es porque en la cúpula del partido se impide el resurgimiento de los liderazgos locales. “Muchos abandonaron el MAS, porque se dieron cuenta de que ya no es la estructura partidaria que ellos creían, como el promotor del “proceso de cambio”, ya que es el partido que perdió el rumbo ideológico. Explicó que si bien hay fracturas al interior del MAS, pero son mínimas y que no afectará al partido en su conjunto.

El desgaste de Morales. La diputada electa de UD y politóloga, Jimena Costa, dijo que las disidencias de los militantes del MAS es producto del desgaste del presidente Evo Morales como articulador de su proyecto político.

Recordó que antes, el mandatario levantaba el dedo y nadie reclamaba, incluso en el 2010, los candidatos producto del consenso de las bases no eran respetados por la cúpula, pero se acusó a los jefes departamentales y no a Morales. “Sin embargo, en estas elecciones hay varios respondones y no son librepensantes, sino de sectores de base que no aceptan las condiciones del caudillo”, enfatizó la legisladora.

Culpa a una ministra. Por su parte, Edwin Tupa, exdiputado del MAS y candidato de ASIP a la Alcaldía de Montero,  acusó a la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo, de imponer por la fuerza a Mario Baptista.

En cambio, dijo que su nombre salió de las organizaciones sociales. “Por ello, convoco para la primera quincena de febrero, a un ampliado en Santa Cruz de los compañeros que son del MAS y optaron por otra sigla, de dar a conocer al presidente Evo que no fue nuestra culpa y por qué optamos por una opción diferente”, aseveró Tupa.

MAS
Cuatro ciclos de división interna del oficialismo

Procesos. El Movimiento Al Socialismo (MAS), desde su creación como instrumento político, sufrió cuatro ciclos de división interna dentro de sus filas:

1. Fundacional. Aquí dejaron sus filas fundadores del partido, entre los que se destacan los nombres de Filemón Escobar, Félix Patzi, Lino Villca y Román Loayza, entre otros.

2. Bases indígenas. A raíz del conflicto del Tipnis, el Gobierno dividió a los indígenas, apartándose de manera definitiva personajes como Adolfo Chávez, Pedro Nuni y Fernando Vargas.

3. Librepensantes. Otro grupo del MAS que decidió salirse del MAS  son “los Librepensantes”, entre ellos está Rebeca Delgado, Alejandro Almaraz y Raúl Prada, entre otros.

4. Municipales. Son las candidaturas en otros frentes como  Edwin Tupa, Rolando Romero, Félix Martínez, Luis Alfaro y Damián Condori, entre otros.

Disidencias
Masistas enfrentados en comicios

Sufragios. El enfrentamientos  entre masistas y disidentes se lo puede apreciar en varios departamentos y municipios del país.

1. Montero. El candidato oficial del Movimiento Al Socialismo (MAS) es el exalcalde Mario Baptista y uno de sus adversarios es el exdiputado Edwin Tupa.

2. La Guardia. El candidato oficial del MAS es Vicente Mérida y uno de sus adversarios  políticos es el exalcalde Rolando Romero, representando a Alianza Solidaria Popular (ASIP).

3. San Julián. El aspirante masista es Fausto Copa y su contendor por ASIP, es el exsenador Félix Martínez.

4. Tarija. Carlos Cabrera es el candidato del MAS y su adversario es el exdiputado Luis Alfaro.

5. Potosí.  Willams Cervantes es el candidato del MAS a la Alcaldía y su adversario es el exsenador del MAS, Eduardo Maldonado por la agrupación Poder Popular (PP)

6. Chuquisaca. Esteban Urquizu, busca la reelección con el MAS y Damián Condori, ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB).

7. La Paz. Felipa Huanca es la candidata del MAS a la Gobernación y su adversario es el exministro Félix Patzi.

Punto de vista

Nicolás Ribera
Ex Vicepresidente Cívico

“No cambian las prácticas oligarcas y prebendales”

“La construcción hegemónica es una  oportunidad y al mismo tiempo un lastre, cuando esa hegemonía se torna autoritaria y arbitraria.

Lo que ocurrió en el caso del Movimiento Al Socialismo (MAS), se ha creído de que son los titulares de la soberanía y la esperanza de la gente. Sin embargo, en el fondo fue mudarse de poncho pero sin cambiar las prácticas oligarcas, prebendales de la hipocresía política de Bolivia.

Así se pongan ponchos, abarcas o se disfracen de indígenas, las prácticas políticas siguen siendo autoritarias.

Esta oportunidad del proceso de cambio se ha tornado en un cambio de proceso,

Es decir, Bolivia cumplió y Evo Cambió, eso rompió las expectativas y el resultado es la fragmentación del partido de Gobierno.

Porque se evidencia que son los mismos que quieren seguir controlando el poder y los verdaderos líderes emergentes se quedan postergados como siempre.

Porque el totalitarismo se vuelve despótico, porque no genera seguidores, sino un grupo “llunkus” como dicen ellos que son los serviles.

Ahora los que quieren tener otras ideas o perspectivas los alejan para que no tengan cabidas, porque el jefe tiene la razón y a partir de ese principio, no hay nada que hacer o plantear o discutir, porque ya todo está pensado. Estas disidencias de hecho ya son sin retorno, como es el caso de Edwin Tupa en Montero y Félix Martínez en San Julián y Rolando Romero en La Guardia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s